domingo, 10 de agosto de 2014

DÍA 76: GUÍA TURÍSTICA ADOLFINA

Etapa 63: Düzce, Turquía - Yeniçağa, Turquía 90 Km 
Salida: 12:00
Llegada: 19:00
Acumulado: 5220Km  

Es para romperse el cuadro de risa. Antes de empezar la ruta Otomana Adolfo me dijo que Turquía iba a ser la puñeta. Me comentó que en internet había leído que este era un país lleno de sol, árido, con paisajes semidesérticos y más bien plano. Joder, pues hasta ahora no ha dado ni una el tío. Eso sí, el escaqueado dice que no es culpa de él, que es lo que ponen las guías.

Este brebaje tampoco lo ponen en las guías pero cada vez que se toma una se pone a cien. 

Esta noche Adolfo ha dormido en el hotel más lujoso desde que empezó esta aventura. Un cinco estrellas. Y no es que haya echado la casa por la ventana, que el tío se estira menos que el portero de un futbolín, sino que descubrió que por reformas (ruidos) estaba la noche a 25 euros. Tapones en los oídos y arreglado el problema.

Baños por el mundo: ya sabes dónde hay que llamar si te cuelas.

La verdad es que estamos deseando dormir de campo pero con las mojaduras brutales con las que acabamos las etapas es imposible no buscar refugio con ducha caliente.
Por mi parte estoy encantada porque Adolfo después de la duchita siempre tiene más ánimos para hacerme alguna chapucilla.

Valiza chapuza antiturcos...

Claro está que luego para levantar al animal de bellota está jodido. El tío es más vago que el sastre de Tarzán y como duerme calentito no hay Dios que lo levante. Tampoco es que hagamos mucho madrugando porque con lo que llueve no es para andarse con chiquitas. La carretera es peligrosa y estar todo el día con los hierros empapados desanima a cualquiera.

Volviendo al principio os diré que Adolfo está pensando hacerse su propia guía turística de Turquía. Lo que habíamos leído sobre este país nada tiene que ver con la realidad. Veamos las principales contradicciones:

  • El país del sol: en más de dos semanas aquí  nos ha salido dos días. Benditas Rías Baixas y sus doscientos cincuentas días soleados. Y eso por no hablar de la lluvia que hasta el día con más sol descargó a rabiar a última hora.
  • Árido: aquí hay prados para montar una granja de frisonas. Adolfo se lo está pensando.
  • Paisajes semidesérticos: de todo menos eso. Valles llenos de cedros, prados inmensos, ríos… hasta ahora solo hemos cogido una pequeña región llena de cárcavas espectaculares.
  • Más bien plano: esta es la que más nos jode. Aquí hay unos picos de mil demonios, ya os lo advierto. Si por algo la Vuelta ciclista a Turquía tiene prestigio internacional.
¿Galicia o Turquía?


Bueno,  con este desastre informativo os dejo hasta mañana desde un hotel cutrón de Yenicaga.  Tomad nota que mañana más.

7 comentarios:

  1. Caí por este blog casi por casualidad, tras un comentario de mi compañero de rugby Pablo, y no puedo por más que envidiarle por la extraordinaria aventura que estás llevando a cabo. Ánimo, campeón, y será un placer seguir tus peripecias desde Gondomar. Sólo decirte que yo, en mis sueños de juventud, planeaba en mi imaginación dar la vuelta al mundo en bicicleta!!. Un saludo, muchos ánimos, nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantado Fran. Aun estas a tiempo de cumplir tu sueño, te espero en Georgia.

      Eliminar
  2. Adolfo!!! Estás sílfide!! Tines que engordar un poco... ¡Come algo! (Aparte de asfalto)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, he decidido no comer nada de nada hasta llegar a Vigo. O como la tortilla de mi madre, o NADA

      Eliminar
  3. Ai, Adolfiño bonito! vai ter rasón a Babieca, estás feito un perdulario....terás que contarnos que guías turísticas leiches, mira que Turquía e ghrande de carallo. Desde o Calvario un biko grande.

    ResponderEliminar
  4. Turquia e grande, pero comparado con el Calvario e una merda.

    ResponderEliminar
  5. Estambul estaba bien pero .....veros avanzar en vuestra aventura no tiene precio...todos los ànimos del mundo..bikos

    ResponderEliminar