miércoles, 21 de mayo de 2014

SI LA BABIECA HABLARÁ....

Hola soy la Babieca. Muchos ya me conocéis….y sí, no soy una bicicleta cualquiera...




Y aprovechando este blog quiero enseñaros algo, algo que muy pocos sabéis…
Mi historia con Adolfo se remonta a hace más de treinta años. Treinta años de aventuras, de peleas, de pinchazos, de proyectos y de mucho amor.
Sí, ya sé que eso es mucho tiempo para una bicicleta. Mis tuercas, ruedas y lumbares ya chirrian. Sin embargo este viaje me ha devuelto la ilusión.
Os contaré algo que pocos conocéis.
Todos queréis a Adolfo. Adoráis su alegre carácter, su capacidad de aglutinar, de hacer reír y de sentirte importante a su lado.
Sin embargo también pensáis que está un poco tocado, que no acaba de encontrar su sitio, que bebe demasiado y que va dando tumbos por su vida.
Os daré un consejo. No juzguéis jamás a Adolfo. Solo quererlo.
No lo entendéis porque nadie vive como él la vida.
¿Te has preguntado alguna vez con que pasión vives tú tu vida? ¿Cuánto eres de feliz? ¿Vives lo que quieres o a lo que la vida te ha arrastrado?
Las respuestas con Adolfo son muy fáciles.
Su pasión por la vida es increíble. Nadie la siente como él. La disfruta, la saborea y la explota como nadie. Ese es su secreto. Rebelarse a una vida típica, una vida que te arrastra.
Y aquí está el problema. Desde una vida cotidiana y hasta monótona resulta complicado entenderlo.
Sin embargo observa  que aquí solo estamos de paso y eso Adolfo se lo recuerda cada mañana.
Así que dejad que siga siendo un soñador, ingenuo, inquieto, utópico, novelero, fantástico, o un idealista. Un quijote del siglo XXI, que como él, incomprendido por todos, se pone en marcha para vivir nuevas aventuras cada día.
Yo lo conozco bien. Tal vez sea de los seres que más quiere a Adolfo y que se sienten más importantes con su amistad. Y no lo juzgo. No lo hagáis vosotros.
Apoyadnos, animadnos y querednos en esta nueva aventura… eso es lo que os pedimos.

Aquí me tenéis, ensayando la dormida al raso en la Ronda con una mantita
PD: Bueno y con un poco de suerte, kilómetro a kilómetro, igual va adelgazando el jodido y me va haciendo  más fácil el viaje.

A por cierto, próximamente os contaré de donde viene mi nombre…je, je...





8 comentarios:

  1. La bicicleta está muy bien, pero le falta un toque femenino... Seguro que ella lo echa de menos. Quizá esté deseando ponerse un poco más elegante, para presentarse ante el Gran Kan...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya te daré yo a ti más elegante.... BRUJA !!!!!

      Eliminar
  2. Joder Babieca.... se me saltan las lágrimas. Cabalgad hacia el lugar de donde viene el Sol, recorred juntos la senda del oriente, vivid! vivid!!! porque mañana estaremos muertos y seremos pasto de los gusanos o la herrumbre.

    ResponderEliminar
  3. La Babieca hasta el fin del mundo

    ResponderEliminar
  4. Babieca entretenida vas a ir seguro... Si os pilla de paso el pirineo aragones en vuestra aventura aqui teneis refugio..
    Fito eres un jabato!!! Mil besos

    ResponderEliminar
  5. Que pasa Adolfito menudo trotamundos que estas hecho , y es que en este mundo de locos tiene gracia ver como unos se llaman a los otros locos por cada uno tener una manera diferente de pensar y de vivir la vida como quiere que no todo el mundo es capaz de hacer y de locos es vivr lo que no te gusta y fingir aun por encima que esta bien. Mucho animo y ya veras como llegas al pais del sol naciente y conoces una chinita guapa. Somos como los piratas sin puerto sin destino y sin bandera y nuestro unico destino es el tesoro de la vida. Una abrazo Adolfo el golfo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto soy Yago jajjajjaja

      Eliminar
  6. Adolfo! Si alguien podía adentrarse en una aventura como ésta y aprovecharla al máximo ese eres tú. Qué emocionante! Adelante compañeiro! Un abrazo enorme. Noemí.

    ResponderEliminar