lunes, 7 de julio de 2014

DÍA 43: 300 KUNAS DAN PARA UN AÑO

Etapa 39 : Karlovac - Grabovac  73 KM
Salida: 08:00
Llegada: 15:00 
Acumulado: 2997  Km

No os había dicho que al abandonar Eslovenia habíamos dejado también nuestra comunitaria moneda, el Euro.
A partir de ahora vamos a ir conociendo esas maravillosas monedas locales. Para una “viejurra” como yo esto le resulta de lo más entrañable. Recuerdo esos viajes por Europa en la década de los noventa al ritmo de Escudos, Francos, Liras o Dracmas. Aquello sí que era una maravilla. Dabas diez pesetas y te daban diez mil Liras, la leche. Luego la barra de pan valía cien mil y claro, te tenías que joder.

Estuve por empujarle, pero a ver luego quién pedalea. 

Aquí pasa algo parecido, aunque en ese sentido veo a Adolfo contento.
 El tío fue al cajero a sacar dinero nada más llegar a Croacia. Imaginaros las instrucciones del cajero en Croata...  ¿#@&=•”!/#?.
Y luego la oferta: 100 Kunas, 300 Kunas, 500 Kunas, 1 000 Kunas… y así hasta 10 000 Kunas.
A Adolfo le pareció bien lo de las 300 Kunas.
Eso sin tener ni zorra idea de si 300 kunas le dan para una barra de pan o para una noche en el Hilton.
La vida puede ser maravillosa. Resulta que llevamos casi cuatro días en Croacia y esas miserables 300 Kunas dan para dar y tomar.
Y por gastos que no sea. Hemos pasado varias días en un camping estupendo, disfrutado de un menú nocturno todas las noches, comprado unos pedales nuevos "pa la churra", arramplado cervezas a tutiplén e incluso captado artículos de farmacia, que llevamos el botiquín más tieso que las rodillas de los playmobil. Ya veis, no nos privamos de nada.
Hoy le hemos zumbado de carallo por estos montes de Dios. Menudas etapas rompe piernas que nos ofrecen estos Balcanes. No enganchas una recta.

Aquello que veis al fondo es nuestro camping de hoy. ¡Qué flipe ehh!

Yo voy desenfrenada. Adolfo poco pudo hacer para recuperar mis hierros estos días.
Mis ruedinas en cualquier momento van a entrar en vibración, aunque parece que eso al animal del Adolfo se la fuma. Baja la cuestas cono un energúmeno.
Eso sí, la etapa preciosa, como todas por aquí.
Estamos en un pueblo llamado Gabrovac y como Adolfo ha descubierto más de 100 kunas en la cartera nos hemos ido a un camping. Mañana entramos en Bosnia y las Kunas nos las íbamos a comer.

No es el Hilton pero se duerme guay.

Hemos pagado el camping y la cena y le siguen quedando Kunas, así que me ha dicho que se iba al bar a gastarse las Kunas que le quedaban.
Joder, con los precios de aquí nos quedamos otra semana.
A ver qué os cuento mañana, si las Kunas le dieron para tanto o seguimos de aventuras…  a saber.
Hasta entonces pues…

6 comentarios:

  1. Con esos precios no dan embotellado cervezas los balcanicos para q se las beba Adolfo.

    ResponderEliminar
  2. Que ben o pasas!!!

    Miguel

    ResponderEliminar
  3. ....menudo tour de lujo que os estáis marcando por el Adriático!!!

    ResponderEliminar
  4. Sen presa pero sen pausa, que xa non queda nada. A carreiriña dun can.

    ResponderEliminar
  5. Qué endibia.... http://es.campings.com/camping-auto-camp-turist-grabovac/

    ResponderEliminar