domingo, 6 de julio de 2014

DÍA 42: EL PARAÍSO EXISTE

Karlovac 0  KM
Acumulado: 2924 Km

Amigas el paraíso existe, y está aquí en Croacia.
El camping en el que nos hemos quedado esta noche está de lujo.
Un bar que es como una cabaña de Alaska, todos los baños en madera de los Balcanes, parcelas con césped de primera clase y en vez de piscina un lago natural. Acojonante vamos.

¿Croacia o paraíso...?

Es una preciosidad. Y lo más importante para Adolfo. La cerveza a 1,5 €. Está más contento que el Curro en el Caribe.
Yo he llegado renqueando. Aquí la gente alucina conmigo. Soy lo más comentado del camping. Por aquí, con tanto monte, pega mucho lo de las BBK y cuando me ven a mí, una treintañera embarcada en este viaje, flipan. La gente no para de acercarse a la tienda de Adolfo para verme. Increíble chico, tenemos más éxito que una mierda en una convención de moscas.

Pero lo dicho, estoy jodidiña. La cadena a un plis de la rotura, el cambio enganchado con alfileres, las dos ruedas con bombachos, los frenos sin frenos, los puños del manillar aniquilados… ¿sigo?.
Adolfo me ha destripado y está intentando darme consistencia. A saber. De momento el hombre pone empeño pero va a tener que pasar aquí un par de días para ajustarlo todo.
Lo que hace es un calor del quince. El Adolfo anda más acalorado que el Papa en un sex–shop. Rozamos los cuarenta grados. Así que el “jodio” se pasa el día o tocándome los hierros o bañándose en el laguito.
Lo mejor de todo es que el tío se ha duchado (olía peor que el aliento de una hiena), ha lavado la ropa y hasta se ha metido con las alforjas. Menos mal, porque la cosa empezaba a coger tintes trágicos.

Aquí afeitándome y rajando con todo.

Y así hemos pasado el día, sin grandes novedades. Reparaciones, descansos, bañitos, cervecitas… el paraíso vamos.

¿Quién quiere una birrita?

De momento la estamos gozando con el viaje, a pesar de los achaques. Este paseo de 13000 kilómetros me está rejuveneciendo. Tantas amistades nuevas, paisajes desconocidos, incidencias inesperadas y kilómetros infinitos de aventura están consiguiendo lo que queríamos, llenarnos de felicidad.
Bueno que me voy… mañana más.

9 comentarios:

  1. Eso que tienes el la mano cuesta 1,5? Vaya chollo!

    Edu.

    ResponderEliminar
  2. Me sorprende que habiendo hecho 0 kilómetros tu acumulado sea menor que ayer. Será cosa de la tectónica de placas.

    Ánimo, fiera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo. Se metió Adolfo en la maquina del tiempo y se fue a la etapa 38.

      Eliminar
    2. Parece que la babiequita también se tomó unas cervecitas...

      Eliminar
  3. Ese adolfo . Que maravilla de lago ese .abrazisimos desde la ronda

    ResponderEliminar
  4. Impresionante el camping. Buena y la cerveza ... una ganga
    Bicos mil. Eva, Antón y Martín

    ResponderEliminar
  5. te quedarás ahí unos días a buscar caracoles nooo???...mil abrazos..recupera fuerzas...

    ResponderEliminar