viernes, 4 de julio de 2014

DÍA 40: LA VIEJA VARAS

Etapa 37: Logatec - Novo Mesto 98 KM
Salida: 07:00
Llegada: 17:00 
Acumulado: 2862Km

Menudo susto esta mañana. La gente eslovena te tiene unos despertares de lo más curiosos.
Ayer a la noche nos instalamos en un granero. Era de los dueños del bar donde cenamos. Al tipo le caímos en gracia (las birras de medio de litro de Adolfo abren puertas) y nos dejó dormir en una especie de establo lleno de gallinas, caballos y algún bicharraco más de la especie vacuna.

 Ljubliana mola está llena de bicis. Y conmigo flipan.

Esta noche Adolfo parecía el niño Jesús, rodeado de tanto bicho. El tío se montó un pesebre cojonudo a cuenta de unas balas de paja que tenían estos “granjeros – hosteleros”.
Antes de echarse a dormir me untó la cadena con una grasa para los caballos que encontró en el establo. Menudo olor cerrado a almizcle. Menuda densidad carallo. ¡Madre mía! En vez de una bici parezco un elemento más del ganado equino. ¡Cheiro a mulo ooohhhh….! Menuda grasa cabrona pringosa. Ya, ya se arrepentirá cuando se me salga la cadena y me tenga que echar mano. Ese chapapote no se le va a quitar de las zarpas hasta llegar a China.
Y llegó el amanecer. Dolong, dolong, dolong… suena la campana.
Una vieja, de no menos de noventa años, con una vara de un metro en la mano empezó a darle de leches al Adolfo al grito de:
¡leni vstati, da je čas, da vstanem…! ¿ ?, ¿ ?, ¿ ?, ¿ ?, ¿ ?, ¿ ?, ¿ ? …
Adolfo que estaba en bolas en el saco se levantó como un rayo, más cagado que el urólogo de King Kong. Con el rabo entre las piernas, claro. Y la vieja con la vara entre las manos, claro.

Pues ya veis a Adolfo explicándole a la señora que su hijo le había dejado pasar allí la noche, que si ya se iba, que si perdón, que si estoy más jodido que una gallina en Haití…
Y la vieja con la vara dale que te pego para que se ponga los calzones.
Ya vestido (y acojonado) fue llevado por la vieja hasta la casa contigua a la granja. Adolfo delante, la vieja con la vara detrás. Entró en la casa, y sorpresa, tenía la señora preparado un desayuno del copón para el nene.

Estos son los prados donde sacan a comer al ganado. Chulísimo.
¡La vieja sabia sabía! Con lo burro que es el Adolfo si se pone a explicarle lo del desayuno le da el año nuevo. Así que utilizó el viejo método de chupa de la vara y muévete capullo. A varazos lo llevó hasta casa, no hizo falta hablar.
Adolfo papó como lo que es… un animal (lógico la noche la pasó en una cuadra).
Comió durante una hora y luego acompañamos a la vieja al mercado. Le cargamos la compra en mis alforjas y la devolvimos a su casa. Era lo mínimo que podíamos hacer.

Sí, sí, ahora va de hombretón, pero con la vieja casi se caga.

Cuando la vieja se enteró (por el hijo) de que Adolfo se iba a la China, se empeñó en que nos lleváramos una sandía. Lo que nos faltaba. Menudo regalo. A mí me hizo menos gracia que regalarle a Stevie Wonder una película de cine mudo, pero bueno, habrá que joderse.
Ahí la llevo, con dos pulpos enganchada sobre las alforjas. Lo que le faltaba a mis viejos tubulares.
A las once piramos a la capital, Ljubliana. Preciosa. Como todo el país. Allí paramos a descansar y a comer.
Tres pinchazos más, dos salidas de la cadena (toma grasa de caballo capullín) y nos hemos puesto en un pueblito encantador llamado Novo Mesto.


En Novo Mesto dormimos está noche. Muy gallego el nombre.

Aquí dormimos hoy.
Visto lo visto… a saber qué nos pasa esta noche.
Pues eso queso… At demain…


6 comentarios:

  1. Al borde de los 3000 kilómetros!

    Enhorabuena!

    Edu.

    ResponderEliminar
  2. Hola Adolfito, ante todo decirte que eres un campeón!!!!!, que tu aventura es increíble!!! y que todos te tenemos un poquillo de envidia. Muchos besos, disfruta y se te echa de menos. Ahh yo también estoy viviendo mi propia aventura...jaja
    La Rous

    ResponderEliminar
  3. Eres un auténtico campeón, valiente y aventurero, desde Vigo centrándonos unas risas con tu blog, te deseamos ánimos y mucho pedaleo, GONZA, ROSI Y GUS Auh un saludo para Babieca, bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias primitos. Pero campeón valiente y aventurero tengo muy poco. Mas bien borracho. Aquí las cañas se medio litro valen 1.50€ VIVA CROACIA

      Eliminar
  4. No sé a quien darle las gracias, a Luis o a Adolfo, pero me he reído un buen rato! Vaya con la vieja!

    ResponderEliminar