jueves, 5 de junio de 2014

DIA 11: CÍRCULO POLAR ATAPUÉRTICO

Etapa 11: BURGOS - NAJERA 90 KM
Salida: 08:00
Llegada: 16:30
Acumulado: 736 Km

Hoy el día daba para escribir una novela.
Es que no puedo dejar al chaval solo. Primero se me lía por la noche con los vascos y luego le da por vivir una nochecita asiática.
Sí, como lo oís, hoy durmió con un coreano. Y es que un vino nocturno siempre da para nuevas experiencias.
La historia es la siguiente. Resulta que este tipo se había quedado sin cama en el albergue y claro, el mejor Adolfo surgió. A mí no me hace lo mismo cuándo le digo que me lleve a un taller a ponerme bonita. Pero luego llega un coreano y le deja compartir su cama.
Lo esperpéntico de esta historia es que el coreano tenía familia e hijos con plaza en el albergue, sólo que él se quedo sin cama.
¿Y quién le cedió la cama? Adolfito. Mejor dicho: ¿Quién compartió su cama? Adolfito.
El tipo no sé qué relación tenía con su familia (sobre todo con su mujer) que no le dejaron compartir la cama. Flipante. La cosa verídicamente fue así:
Coreano: Que si jalai, jului…
Mujer del coreano: Que si jului, jalai…
Coreano: Que si requeté jalai, jului…
Mujer del coreano: Que si jului lalai pero en mi cama no duermes tú.
Toma, chúpate esa. Y el Adolfo, que con un vino entiende chino, observando la jugada, le pasó al pobre hombre una mano por la espalda y se lo llevó a su cama.
De esta  noche no tengo nada más que contar.
Bueno si, que los coreanos roncan igual que los españoles.

¿Dónde está Tato?
Ganador de ayer Jorge Castro.
Cualquier día pongo la clasificación.
Tempranito me llegó, con cara de papagayo y pocas ganas de pedalear. Yo que había pasado la noche con una bicicletas que venían desde Bélgica estaba en cambio motivadísima.
Siempre andamos al revés.
Y ahora tengo que volver al título que ilustra el post. Y es que aunque no lo creáis España tiene su propio Circulo Polar. Y está aquí, al ladito de Burgos. Es el Círculo Polar Atapuértico. Sí, sí, como suena. Porque por el círculo (más o menos) que forman Atapuerca, Arianzón y Villafranca de los Montes de Oca pasa una corriente del chorro polar que como te coja desprevenido te momifica. Joder, hace más frío que en un iglú con la puerta abierta. Se me pusieron témpanos en los radios. Y a Adolfo por suerte se le congeló ese moquillo puñetero que siempre se le forma en la horquilla de la nariz y con el que en los días de calor me embadurna todo el cuadro. 
Pues así pasamos kilómetros y kilómetros tiritando de frío hasta que poco a poco fuimos acercándonos a Nájera y bruscamente la temperatura subió 20 grados. De coña. ¡Si aquí las ovejas no se atreven a cruzar el círculo trasquiladas! Ni de coña. Ya ha habido suicidios ovinos por esto. 

Esto es justo antes de que me saliera el cabrón del carnero y tuviésemos que salir pitando.  Tuve sus cuernos a milímetros de mis tubulares. Buff...
De pronto como en dos mundos opuestos el Adolfo empezó otra vez a sudar como un cerdo. La verdad no sé que prefiero. El caso es que en un par de kilómetros se me puso más caliente el sillín que el taburete de Sharon Stone.
Así las cosas hicimos una paradita en una granja de pollas para comer. Y digo bien, de pollas, o es que las pollas no tienen derecho a que las críen. Si, ya sé que suena  a chiste, pero es que una polla también es un animal y allí solo querían individuas féminas porque las utilizan para cría. Jo, enseguida pensé en un mundo femenino, lleno sólo de bicicletas hembras sin esos chulitos de los Mountain Bikes. ¡Garrulos que van como locos!
La verdad quedamos muy sorprendidos y contentos con nuestro descubrimiento.

Granja de pollas al fondo. ¿Les darán piensos Viagra?
Adolfo para celebrarlo se comió unos muslitos de pollo que llevaba preparados de la cena de ayer… o de polla???
Y sin más incidencias llegamos a Nájera. Y qué mejor para celebrarlo que un buen baño de sol y agua en estas tierras Riojanas.
Adolfo soñando con la granja de pollas.
La verdad es que el Adolfo está más contento que unas castañuelas y ha decidido pasar la noche aquí al raso, sin albergues ni nada. A la luz de las estrellas. Mirando al cielo.
Pues os voy a confesar que yo ya tenía ganas de dormir en la campiña...
A fin de cuentas esta aventura va de eso. De respirar otros campos, conocer extraños paisajes, sentir diferentes emociones, unirse a nuevas vidas.
Hoy me despido así un poco tontorrona… soñando.
Buenas noches

Aquí pasaremos la noche, con ranas y estrellas.

4 comentarios:

  1. ay qué alegría me he llevado esta mañana al ver que nadie ha visto aún al Tato...ji ji..no espero ni a que mis niños salgan del cole y lo intenten ver..je je....ahí lo veo,delante del paquete de ensalada gourmet 2º estante de la izquierda debajo justo del cartelito amarillo de oferta de 1,34.-€¿?...eso, y que me he reído un rato con lo del coreano...ja ja ja...y cómo habéis dormido?cruzados como cuando éramos pequeños y las madres nos ponían la cabeza de uno "pa" un lado y el otro con la cabeza en los pies??? supongo que sí porque no os imagino en plan puzzle... jua jua jua.... me has alegrado la mañana Adolfius...buen viaje para la etapa de hoy!!!! bicos cien(por variar).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la buena vista que tienes no se como te fijaste en tu marido

      Eliminar
    2. qué razón tienes..me cegué, me cegué....ji ji

      Eliminar
  2. No se, pero x aqui empieza a oler a morriøa, Adolfiøo,...asi q vengaaa,...muchos animos, te seguimos en tu viaje, te esperamos a la vuelta, y te queremos,... ya lo sabes!!
    Mary y Miguel

    ResponderEliminar