domingo, 21 de septiembre de 2014

DIA 117-118: REFLEXIOMEANDO

Almaty, Kazajistán 0 Km
Sábado 20 de Septiembre
Domingo 21 de Septiembre
Acumulado: 10034 Km (7144 Km en bici)

Partamos de un hecho: no hay nada más bello que viajar en bicicleta. Ni tren, ni barco, ni avión, ni coche. Donde se ponga una bici que se quite lo demás.
Os lo digo con conocimiento de causa. 60 horas metida en esa lavadora con ruedas la dejan a una con los metales en resonancia.
Adolfo tampoco ha llegado muy decente. Dos noches sin pegar ojo con dos kazajos hablándole de sus hijos. Y ahí tenéis al nene, más alterado que el código genético de la oveja Dolly, dándoles conversación. ¡Cómo Dios!

Parece que cuecen habas también en Asia...
Selfie Adolfo.

Selfie Babieca.

Hoy domingo a las cinco de la tarde por fin llegamos a Almaty. Nos hemos ido directamente a un hotel de 6 €, de lo mejorcito que hemos visto en el viaje. Aquí vamos a pasar unos días, ya lo aviso, y no porque tengamos muy claro lo queremos sino más bien al contrario: no tenemos ni puta idea.
Entramos pues en período de reflexión.

Adolfo está algo inquieto desde que hemos llegado. Y no por nervios ni por el síndrome de abstinencia. Más bien porque no para de moverse, lo que es normal dado el lleno de su vejiga y su incontinencia urinaria. Y es que Adolfo dice que para pensar necesita tener la vejiga llena, por eso lo de reflexiomeando. Dice que lo ha leído en no sé cuantos artículos y que es de lo más eficaz. Parece ser que de esta manera su concentración sube y sus posibilidades de equivocación disminuyen enormemente. Vamos que el muy capullo es más raro que un gitano con gafas y lleva tres horas con las piernas cruzadas mirando un mapa.

Tampoco es tonto el tío y se ha comprado tres cervezas en lata que seguro que le ayudan a llenar la vejiga. Así también reflexiomeo yo.

Este Almaty promete...

Entre las muchas cosas que tiene que decidir están la ruta a seguir, hasta donde llegamos con la pasta que nos queda, si estamos a tiempo de cruzar China y llegar al Tibet (destino final del viaje, no Pekín), cómo hacernos con las tarjetas de crédito que hemos perdido…
Pues eso, que se va a tener que mear mucho el “jodio”. Volved mañana…pliiissss

5 comentarios:

  1. Mear or not mear..

    Ahí estamos Quicler,
    aquí estamos Equipo,
    Tod@s a 1

    Removemos Kazajistán con Santiago e o que faga falta

    TODO POR UN SUEÑO
    AQ

    ResponderEliminar
  2. ....Adolfiño, mea hombre...que aguantar las ganas es mu malo..ya luego piensas si tal...o no...o algo.....

    ResponderEliminar
  3. HOLA EQUIPO !!!!
    Llevo sin internete no se cuantos dias y hoy por fin he podido leer vuestros comentarios...Gracias a tod@s.
    Ya veo que estais deseando que no me vuelva para casa CABRONES !!!
    Ahora mismo el futuro del viaje pende de un hilo...hay cosas que solo le pasan a uno por imbecil.
    Ya os contara la babieca, pero estoy con un pie aqui y otro en Vigo... La madre que me pario...

    ResponderEliminar
  4. Solo os queremos ver llegando al Tibet. Como os pille antes por la Galería llevas hasta en el carnet, -que supongo que también habrás perdido-
    /almudena

    ResponderEliminar
  5. Estoy con Almudena, guapo. ¿Estás a un tiro de piedra y no vas a ir hasta el techo del mundo? Es pa matarte... Tienes que dejar las famosas cintas (si las perdiste te compras una...) en el templo budista más cercano al cielo que exista, OK? Y luego bajas bajas, hasta alguno de esos países tropicales donde la gente se baña en la playa por la noche, porque de día no se puede con el calor...

    Un super-beso,
    Esther

    ResponderEliminar