martes, 27 de mayo de 2014

DIA 2: ANDAMOS ESCARALLADOS

Etapa 2: Valga – Arzua  71 KM
Salida 9:00
Llagada: 18:00
Acumulado: 131 Km
Menuda etapita. De esas durillas que nos encontraremos a decenas más adelante. Pero hoy como fue la primera la llevamos mal los dos.
La verdad es que pasé  una mala noche de carallo. Tenía las ruedas “desajustadas”  del primer día por asfalto después de tanto tiempo (el Adolfo no me saca de paseo desde hace meses). Así me fue hoy.
El jefe tampoco salió muy fino. Tenía por la mañana los tendones como dos melones.
Salimos tempranito de Valga, con prudencia, que los excesos de ayer nos dejaron resaca hoy.
Y el amigo se porto. Nada más llegar a Padrón me llevo a un taller de bicicletas. Que buen rollo. Aunque el viejo que lo regentaba estuvo  un poco faltón. Transcribo su conversación nada más llegar:
Viejo: Y esa joya del Paleolítico.
Adolfo: Menuda pieza, eh. Es buena amigo.
Viejo: Hombre, buena también era mi abuela y está en el cementerio.
Me quedé con lo de que soy una joya.
Eso sí, me dejo nikelada.

¿Donde está Wally?

Hasta Santiago fuimos estupendamente  y  allí aprovechamos para repostar.
 Los de la capital son un poco pijos y unos seguratas nos sacaron a patadas de un súper centro comercial cuando nos vieron entrar con estas pintas. Bueno, luego lo arreglaron y nos pidieron disculpas.
Eh, que una vieja pero con dignidad. Yo creo que nos querían largar pero no por mí, sino que por las pintas del Adolfo, que parece un hippie.
Eso si, Santiago estaba precioso.


La parte final fue la peor. Lluvia, viento, charcos, camiones  y los dos jodidos. El neno con un dolor de rodillas del demonio. Y yo escarallada. Se veía venir. Al final pinché a 7 kilometros de Arzua por duplicado

Aquí me tenéis, abierta de piernas

Es que llegue malladiña.
Ahora estamos descansando en un albergue de los más fashion. Tengo aquí al lado unas bicicletas de 3000 euros a mi lado que me miran raro.
Esto nos pasa por meternos en sitios pijos. 
No sé cómo le irá al Adolfo por ahí arriba. Seguro que ya está durmiendo. Cuando se despidió de mi iba roto.
Bueno pues nada más. Mañana más lluvia, viento y…aventuras…


8 comentarios:

  1. Ánimo macho, que ya sabes que mentres se fai o corpo a bisicleta protestan as articulasións pero en cuanto lleves una semanita seguro que vas como una moto... compra Bálsamo bebé para el culete. Besotes!!!!

    ResponderEliminar
  2. Ay.... pobrecitos míos... Descansad bien, y comer cosas energéticas y muchas vitaminas.

    Yo también me voy a la cama, buenas noches...

    ResponderEliminar
  3. Adolfus eres la luz que nos ilumina. Cuida esas rodillas poniendo el sillín a la altura idónea.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. No OS preocupeis que aquí aún que da guerra para rato
    Adolfo
    Gracias por los ánimos

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué cabrón el mecánico de Padrón! Si la Babieca es un maquinón!!

    ResponderEliminar
  6. ....un valiente hidalgo aventurero,una legendaria montura y un testigo mudo de la hazaña...como no me voy a enganchar a este blog!!.come mucho mucho para darle a la Babieca gasoliiinaaaa....

    ResponderEliminar
  7. Amiga Babieca, tú eres grande. No hagas caso de los comentarios que viertan sobre ti esas almas envidiosas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Solo espero que tus rodamientos aguanten las kilometradas que Adolfo te tiene preparadas, aunque seguro que escucha él antes.

      Eliminar